20 años de RRHH: evolución del entorno laboral

Los primeros 20 años del siglo XXI han supuesto una revolución para el área de recursos humanos (RRHH).
Los primeros 20 años del siglo XXI han supuesto unarevolución para el área de recursos humanos (RRHH). Si repasamos estas dosúltimas décadas nos daremos cuenta de que son muchos los hitos que se hanconvertido en una tendencia dentro del ámbito de RRHH.

 

A poco que se eche un vistazo a esta evolución, no cabe lamenor duda de que la tecnología ha jugado el papel más importante. Graciasa ella se han podido implantar políticas transformadoras, como el teletrabajo.

 

Además, hemos podido asistir a un vertiginoso cambio social.Esto, en el entorno laboral, ha devenido en un fortalecimiento de conceptoscomo la conciliación laboral. El peso que ha adquirido esta necesidad en losdepartamento de RRHH ha permitido que la mujer haya conseguido reforzar su rolen el mercado de trabajo.

 

Los últimos 20 años han venido cargados de cambios de granentidad. Resulta imprescindible realizar un análisis de las innovaciones quehan transformado el ámbito de RRHH.

 

Los conceptos más importantes que han transformado los RRHH

 

El entorno laboral del segundo milenio se percibe de unaforma muy distinta gracias a la energía transformadora de las últimas dosdécadas. Son muchas las innovaciones que se han realizado desde losdepartamentos de RRHH. Ha llegado el momento de diferenciar las novedades quese han ido consolidando en el transcurso de estos 20 años.

 

La tecnología

 

A principios de la primera década de siglo XXI, el conceptode RRHH tuvo que adaptarse a las necesidades de las empresas. Estosdepartamentos tuvieron que volverse más ágiles y dinámicos. No cabía otraopción si deseaban cumplir con un objetivo fundamental: aumentar el aporte devalor a las organizaciones.

 

Una de las grandes motivadoras de este cambio se encuentra en el enorme impacto de la tecnología. Los negocios han visto cómo todo se iba digitalizando. Así, los avances tecnológicos transformaron todas las áreas de las empresas, desde los procesos para gestionar documentos entre distintas áreas hasta la propia administración y los servicios que se relacionan con distintas formas de incentivos y beneficios.

 

La transformación no se ha quedado ahí y durante los últimosaños, con la entrada en escena del Big Data y el BusinessIntelligence, también se han obrado cambios importantes que afectan a latoma de decisiones, tanto a la hora de contratar como en el momento degestionar el capital humano.

 

El futuro inmediato parece que seguirá empujando para que se continúe con la evolución del entorno laboral. Para ello no tenemos más que poner nuestros ojos sobre tecnologías que apenas acaban de hacer su aparición, como la robótica o la IA. Se espera que con ellas se propicien más cambios en RRHH y, con ello, se puedan encarar los nuevos retos que aguardan a las organizaciones empresariales.

 

 

El bienestar corporativo

 

RRHH ha ido abrazando criterios que propician que lasempresas empiecen a crecer y cambiar los viejos ejes de las políticasempresariales. Las políticas que entran en escena ya no se centranexclusivamente en beneficios y productividad laboral.

 

La nueva mentalidad empresarial ve al trabajador como unode sus activos más notables y entiende que debe hacer todo lo posible paraque se sienta cómodo realizando sus funciones. Su contraprestación debe ir másallá del sueldo.

 

De esta manera se ha ido afianzando entre las corporaciones elconcepto de retribución flexible. Ahora se trata de conseguir proporcionarun beneficio personalizado al empleado. Para ello se tiene en cuenta elsalario emocional.

 

El cheque restaurante, abonar el precio de los servicios deguardería o pagar el transporte son algunas de las acciones que han comenzado aimplementar los empresarios. El trabajador ha acogido esta medida con losbrazos abiertos y ahora, más del 60% de la fuerza laboral afirma que este esuno de los incentivos que más valoran a la hora de elegir una empresa en laque desarrollar su trabajo.

 

El entorno laboral

 

En el ámbito de los RRHH, el concepto del espacio de trabajo y la manera de desempeñar las tareas también se han visto reformados. Con la incursión de las nuevas tecnologías, se han desarrollados nuevas herramientas que han permitido una evolución en la forma de concebir la oficina.

 

Los espacios inamovibles y cerrados han cambiado y han sidotransformados en lugares abiertos y flexibles. Ahora prima la comodidady el cuidado del ambiente laboral. Todo esto ha ido acompañado de un cambio enla manera en que se trabaja. El individualismo ha dado paso a los equipos detrabajo y a la colaboración entre los empleados.

 

La flexibilidad laboral y el teletrabajo

 

Los trabajadores ahora solicitan una mayor flexibilidadlaboral. De hecho, más del 40% de los españoles afirman que este es uno delos principales requisitos que debe tener la empresa en la que ejerzan susfunciones.

 

Aunque aún se está lejos de las cifras manejadas en otrospaíses del entorno europeo, las empresas españolas cada vez están más abiertasal teletrabajo. Con ello se ha permitido avanzar a la hora de permitir laconciliación entre la vida personal y laboral.

 

El employer branding en RRHH

 

A través de los últimos 20 años, los departamentos de RRHHhan ido concienciándose sobre la imagen que puedan tener los empleados acercade la empresa. Había que cambiarla. Para conseguirlo se implementaron lasprimeras acciones de employer branding.

 

La evolución en el entorno laboral ha supuesto un granimpacto en las áreas de RRHH. Con ello se ha conseguido revalorizar la imagende las organizaciones como empleadores. Los propios CEO han admitido que estamaniobra consigue que la empresa pueda captar el mejor talento.

 

RRHH ha sabido evolucionar a la par que lo hacían losempleados durante estos últimos años. Gracias a estas dos últimas décadas lasempresas han entendido que deben estar abiertas a una constante transformación,sobre todo en la manera de gestionar a las personas. Es la única manera deresultar competitivos en el mercado laboral del siglo XXI.